República Dominicana

La esperanza del futuro comienza por la Educación

en República Dominicana

En 1998, el Huracán Georges arrasó por Centroamérica. Los voluntarios de Tzu Chi llegaron a República Dominicana para ayudar a los damnificados y se encontraron con un grupo de lugareños viviendo del reciclado de residuos en una comunidad muy carenciada. Tzu Chi comenzó su trabajo de Gran Amor en esta zona que ofreciendo ayuda y cuidado a largo plazo. Colaboró con la reconstrucción de la Escuela Tzu Chi La Romana por el fin de proveer una mejor oportunidad de vida para los niños de la nueva generación.